Somos todos

Lily Paola Sánchez
21 años, Villahermosa, Tabasco

Hoy tomé un taxi para ir a mi casa desde la universidad, el único pensamiento que abarcaba mi mente era que podría hacer si algo me pasara ¿Cuál de los cuatro asientos es más seguro? Supongo que el del copiloto, al menos así tengo un poquito de control sobre una puerta, ¿La mochila será suficiente escudo? No lo sé, aún así la abrazo por delante, por cualquier cosa, meto la mano en la bolsa de mi pantalón, no traigo la navaja suiza que me regaló mi papá y me angustia, ¿Es normal?

Soy estudiante. Mis preocupaciones deberían resumirse a la montaña de ensayos, proyectos finales y uno que otro examen, pero en realidad quedan en segundo plano. Soy joven, no debería tener miedo de salir a divertirme de vez en cuando o de alzar la voz. Soy mujer, no debería pensar muchas veces en cómo vestirme para que no me pase nada malo o preocuparme por andar sola.

Mujeres día a día son víctimas de feminicidios. De acuerdo con reportes del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), del año 2000 al 2015 se cometieron 28 mil 710 casos de feminicidios en el país. Vidas reducidas a estadísticas, nombres convertidos en números, año tras año.

Tres estudiantes de cine fueron desaparecidos y asesinados, tristemente no es la primera vez, también 43 más, no hace mucho. ¿Y cuál es la estadística de estudiantes asesinados? No hay registros, no hay datos.

“Grabaron donde no debían”, “Andaba sola de noche”, “Habló sobre lo que no debía”, “Andaban en malos pasos”, el lugar equivocado es México y el momento equivocado es hoy. México es un país de jóvenes, somos el presente y futuro y nos están violentando.

Es preocupante como nos encontramos ante una sociedad a la que se le ha olvidado sentir, los asesinatos a estudiantes y feminicidios no pasan por culpa de la víctima. La culpa es de la persona que se creyó con el derecho de tomar una vida ajena como su propiedad para después ponerle fin.

¿Si me matan es que hice algo mal? No, no fue mi culpa.

Me enoja, me entristece y me indigna la situación, y sé que no soy la única que se siente así. No hay razón lógica para lo que está ocurriendo. ¿Dónde está la justicia? Claramente en México no. ¿Cómo podemos vivir tranquilos? No podemos. Nos están matando, nos están desapareciendo, exigimos justicia, exigimos seguridad y no nos vamos a callar. No somos tres, somos todos.

Me quejo de TODO

Lu Carrillo

Ya pues, que no es algo de lo que no estén enterados. Me quejo de todo.

Quejarme de todo es algo que me diagnostico mi madre hace ya varios años, y es que llevo en mí un humor muy ácido y una tendencia a quejarme de “todo” (¿han visto que ahora le puse comillas?).

Me molesta TODO.

¿Qué es todo? *aquí va una queja de como es molestísimo que a los demás les moleste hablar de lo que me molesta*

Y es que me quejo de lo que me molesta. Y cuando lo que me molesta, también es lo que les molesta no hay problema. Que en el mes de abril hace calor, que hay mucho tráfico, que el internet no va rápido, que si la gente que camina lento, que si el cable de mi Iphone Plus no es lo suficientemente largo para poder twittear mientras estoy acostada en mi cama, y cosas así.

Dibujamos entonces una línea donde de un lado hay cosas de las que te puedes quejar y aun te dejas ver “respetable”, y hay cosas que eventualmente provocaran en alguno de tus círculos cercanos un “Ay, ya vas a empezar”. Cada una tenemos nuestro comentario rompe-patriarcado con el cual abrir mesa en las reuniones familiares.  Y muchas veces no hay un afán de señalar a alguien en específico, pero por alguna razón los comentarios se toman personales, ahí es cuando sabes que incomodas (o antes, cuando ves que tus compañeros de mesa se comienzan a levantar disimuladamente).

Entonces, no me quejo de “todo”, me quejo de lo que no nos hemos quejado lo suficiente, de la misma forma que me indigna lo que no nos ha indignado lo suficiente. Y estoy harta de que me digan que deje de quejarme y mejor cambie lo que molesta, porque todxs tenemos nuestros momentos de catarsis, y porque el que tenga una boca que no para de hablar no quiere decir que este echando la concha por ahí. Multitasking my friends.

En mi sendero por la queja continua he desarrollado una especie de mantra que al menos a mí me ha resultado una herramienta buenísima de autocrítica, y es que siempre que me quejo de algo, trato de estar haciendo otro tanto al respecto, al menos haciendo conciencia o reconociendo mis privilegios.

Ya he comprobado yo que la queja ha sentado a varios a reflexionar, digamos que de 10 que se enfadan, dos se sientan a dialogar1. Como dice una rola: levanto mi pancarta y la difundo, con solo una persona que la lea ya empieza a cambiar el mundo.

Y así, hay cosas de las que deberíamos de seguirnos quejando. La queja hace ruido y hay mucho sobre lo que hay hacer más ruido, porque aún hay montón que no están escuchando.

1Estadistica inventada por mí 

Llega Ambulante a Guadalajara. La gira de documentales que busca concientizar al público jaliscience.

Omar Robles sobre la importancia de el proyecto “Territorios interiores”

Sánchez García, Ileana Lizette

Bajo el nombre de “El Intenso Ahora”, llega a Guadalajara la 13va edición de Ambulante: Gira de documentales, y con ella una selección internacional de películas que pretenden acercar al espectador jalisciense a diversos panoramas y problemáticas del mundo actual.

En compañía de Omar Robles y Luis Rincón, directores de cine documental y Misus Ricalde, Socia y Directora del Operativo Media Lab, Meghan Monsour, quien es directora de programación de Ambulante, presentó este jueves el programa oficial de esta nueva edición de la gira.

En el evento se resaltó la importancia del proyecto escolar “Territorios interiores”, que se realiza en colaboración con Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño de la universidad de Guadalajara, y que realiza viajes de convivencia y acercamiento entre los estudiantes de cine y las comunidades o pueblos del Estado, para retratar la vida en localidades alejadas de la capital de Jalisco. Del proyecto se deslindan las 4 obras fílmicas presentadas en la sección “Coordenadas” de Ambulante.

La gira contara con la participación de expertos en la materia, quienes impartirán talleres o buscaran el dialogo con los asistentes. Entre ellos Bruno Santamaria, Talal Derki, Marta Ferrer, Dinazar Urbina Mata o Ángel Estrada Soto.

Ambulante 2018 tendrá lugar del 5 al 12 de abril y contará con sedes en Guadalajara, Zapopan y San Pedro Tlaquepaque. La cartelera se puede consultar en https://www.ambulante.org/

La Función Política del Documental

Sánchez García, Ileana Lizette

Este miércoles 21 de Marzo, la sala Adalberto Navarro del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades, fue sede de la conferencia titulada “La función política del documental”, evento a cargo de la organización La ola púrpura. Al acto, se citó a 4 expertos en los medios audiovisuales, mismos que se declararon en opiniones y experiencias sobre el cine documental y la función política de este.

En el evento, se contó con la participación del Doctor David Flores Magón, integrante de la Red de Investigación, Conservación y Producción del Patrimonio Audiovisual (REDICPPA), quien arguyó que toda manifestación artística es política, y que si bien, no asegura que el documental tenga una función de dicha índole, este puede tener la capacidad de abrir puertas otras realidades.

Por su parte la maestra Afra Citlalli Mejía Lara, quien es miembro fundador de la Red de Estudios Audiovisuales Latinoamericanos (REVLAT), afirmó que el documental puede tener no solo un impacto en el sujeto que es foco del proyecto, también se debe buscar la forma en que esto repercuta en las ideas y el comportamiento del espectador.

En su intervención, el Doctor Diego Zavala, especialista en cine documental y colaborador del FICG, planteó el papel que juega este tipo de proyecto audiovisual al momento de generar políticas públicas y legislación mediática a través de la presión.

Remitiéndose a su trabajo “Guetos de terciopelo”, Ileana Landeros, doctora en artes visuales en la Universidad de Granada e investigadora del CUCSH, habló durante su ponencia de su experiencia académica y documentalista. A través de ello, Landeros buscó concientizar sobre el reducido y limitado espacio que se le otorga a la presencia femenina en los medios audiovisuales y los campos laborales, y por ende, como el tema se politiza por medio de la visualización y difusión.

Por último los conferencistas interactuaron con los asistentes, en su gran mayoría estudiantes, abriendo un espacio para preguntas y respuestas relacionadas con la represión política, la creacion y difusion de medios audiovisuales y la concientización del espectador.

 

1 10 11 12