Entrevista a Sofi Hanna

Sofía Hanna tiene 22 años, es una escritora venezolana con nacionalidad mexicana y reside en la Ciudad de México.  Ella escribe desde los 12 años y ha publicado, hasta el día de hoy, 13 libros. Es periodista para México Business News, también ha escrito artículos de cultura para Motivos para Amar a México. Recientemente, ha hecho colaboraciones en instagram con diferentes artistas, en la que ella crea textos para sus obras. Es host de su propio Talk Show en Youtube llamado Punto y Hanna, dónde lleva el talento mexicano, lo muestran a las personas y explica lo que ocurre en el país. 

 ¿Por qué el amor es el punto central de tu obra?

Desde chiquita, siempre fui muy romántica, por ejemplo, no di mi primer beso hasta los 17 y fue una decisión consciente porque yo decía tiene que ser así y me acuerdo que hasta mi mamá me decía: ¡Sofía ya!, al que sea agarralo y besalo, y yo le decía que no, ¿Cómo crees que he llegado tan lejos como para nada más llegar con quien sea?

Yo no me había dado cuenta pero, yo pensaba que todos mis escritos eran dedicados, más bien, cómo al desamor y a la ruptura, así que me gusta un buen. Me gusta mucho el drama de eso pero me gusta hacerlos con amor también hacia a mis personajes, y la cosa es que decidí hacer todo con amor, porque mi profe de escritura siempre nos decía “todas las cosas hay que hacerlas desde donde vale, que es desde aquí, desde el corazón y esas son las cosas que, además, le llegan a la gente.”

Cuando yo empezaba a escribir él era muy insistente en decirnos que uno escribe por uno y no por los demás y todo lo que uno haga con amor sale y eso es con lo que yo me quedé. Entonces, si además de yo hacer todas estas cosas que adoro, con amor, puedo hacerlas sobre ese tema, compartirlo y también quitarle la idea a la gente que tiene sobre nuestra generación, de que el amor es como “que asco y yo no me enamoro y no me gusta el compromiso y blah blah blah”. A mi, mas bien me gusta ver el otro lado de decir cómo es increible enamorarse, es increíble poder vivirlo y si te rompen el corazón te pones fit y el que sigue; o sea, de verdad no pasa nada, porque es parte de las cosas más padres que podemos experimentar. Por ejemplo, la pandemia lo ha hecho mucho más claro, ya no puedes conocer gente como en la escuela que te volteaban a ver y hacías como “Ay, hola” o sea eso ¡No pasa!, y creo que sí fue algo que nos hace falta, y no solo en cosas escritas, si no hasta como en profesión, por eso trato de llenarme de amor de la gente.

El verano pasado hice un montón de entrevistas, yo dejaba mi zoom abierto y ponía la liga en grupos y la gente entraba y tenían una hora para contarme su historia de amor, su amor al perro, al gato, a ellos, al amigo, al novio, al ex a lo que sea y fue hermoso. La gente podía decidir prender la cámara, no prenderla y cómo que eso fue muy lindo porque fue en un momento de pandemia donde todos estaban muy frustrados; había un espacio para hablar de algo super bonito.

Entonces como que por ahí va, todos mis escritos son mis hijos adorados, aunque haya unos más feos que otros, creo que por ahí va un poco, porque me gusta mucho leer algo y decir es que yo quiero esto que dice y entonces si yo le pongo esa intención la gente lo va a sentir así.

Podríamos decir que al ver tantas situaciones feas en el mundo sucediendo, ¿Es necesario hablar de lo bonito, expresarnos desde esta parte sensible y bonita? 

Eso se siente cuando tu estas leyendo algo y de verdad hasta te da como un escalofrío. Cuando ves a alguien, por ejemplo, hasta en cosas que no son artísticas, pero que en cierto sentido son apasionados por su ingeniería, matemáticas, por los cómics, por lo que sea y te hablan de eso, está padrísimo. Entonces ahí está ese sentimiento, como que se habla pero no se dice, porque le tenemos miedo como a ser muy intensos, Así que a mí me encanta mostrar personajes súper intensos y que no les da miedo.

Además, es muy padre porque creo que desde chiquitos lo vivimos, el ocultar nuestros sentimientos, pero ahorita sí lo creo así, hasta mi mamá lo dice, que somos una generación súper complicada de que “me gustas pero no te voy a decir, pero es que te amo pero no le voy a decir por que se me espanta y que hueva” en vez de nada más llegar y poder decirle y si la persona te dice “a mi no, gracias por decirme” entonces no era contigo, voy con quien sí me diga que sí, ¿No?. Hasta la idea de cómo el alma gemela y así, no me voy tan allá, pero por ejemplo, sí me gusta esta idea que uso mucho en mis escritos, esta idea de que no es estar con la gente para siempre, yo creo que lo bonito es por ejemplo cuando todos los días te despiertas y escoges todavía que esa persona es lo que quieres y cuando te despiertes sin ganas, entonces tu decir pues lo platico, lo trato de resolver y si no pues move on.

Y además del amor ¿qué otras cosas te inspiran a crear o a escribir?

Todo lo que tiene que ver con México me encanta y todo lo que tenga que ver con estos símbolos mitológicos también, me gusta combinarlos muchísimo. Uno de los libros que escribí es de unos mariachis que se reúnen en una plaza todos los domingos y tocan. Uno de los mariachis se enamora y se cuenta la historia de todos y literal me tatué un cempasúchil en el pie porque él dice que ella bailaba en la plaza y que su falda era naranja y que ella parecía un cempasúchil. Además como escribí para Motivos para Amar a México, me tocaba escribir artículos de la historia del bolillo, o sea la historia del bolillo es igual de blanda que el bolillo pero hasta eso como que me dio un contexto distinto de México y todo eso lo uso. El tema de la mitología también me encanta, porque esas han sido como las historias base y todas las historias que hay las puedes aterrizar a la mitología, entonces me gusta meter cosas hasta como muy obvias.

En el proyecto con Isabella De la Mora en uno de mis libros que es el Besario que es como un instructivo de besos hay uno que es de narciso entonces es como el beso que es como de amor propio, pero que es un amor mucho más grande entonces, te obsesionas contigo. Entonces como que me inspira todo esto, dentro de esas 3 derrepente, toca así un libro de México y de amor y de repente como una mezcla de todo. 

Hablando de tu proyecto con Isabella De la Mora, ¿Cómo comenzó? ¿En qué están trabajando actualmente?

Ese proyecto empezó, porque yo como les conté, escribí 13 libros en un año y para el último libro yo ya estaba drenada ya no sabía de qué escribir porque agarre esos 13 para escribir de un género diferente cada vez, para ver cual me gustaba y cuál no.  O sea fue como experimentación mia y ya a ese punto yo ya decía cómo pues ya no quiero, por ejemplo, un misterio no me lo quiero lanzar porque es muy complicado, no sé qué, y entonces se me ocurrió cómo describir los tipos de besos pero dije: ¿Cómo lo hago de manera super cínica? Entonces fue cómo, les pongo instrucciones a los besos y una historia cortita después y las instrucciones son de que para este beso se requieren dos personas que hayan pasado mucho tiempo juntos o que les haya pasado tal cosa y hay una nota de precaución. Hay una nota de cómo hacer que el beso sea mas padre o cosas que tienes que tomar en cuenta, o sea fue bajar el beso a algo muy mecánico y después en la historia te das cuenta de todas las emociones, de todos los colores y todo lo que hay en el beso para darte cuenta que, ni con instrucciones lo puedes descifrar. Y de hecho hasta el final hay como una nota que puse que dice que estos son instructivos para besos, pero que lo mejor que puede hacer uno es crear su propio Besario y no basarse en el de alguien más, porque los besos son propios y aunque te demos instrucciones pues, ¿De qué sirve?

De ahí nació el proyecto y yo veía a Isa desde hace un buen en mi instagram, la tenía, le escribía como de Isa adoro tu trabajo y ella no sabía quién era yo. Un día vi que se escribió un poema en la espalda y para los que tal vez no hayan visto a Isa, ella tiene dermografismo entonces, se le marca en la piel las cosas que hace. Le hable y le dije quiero hacer algo contigo no sé si escribir un texto en tu espalda o sea no sé qué onda y le mostré todo lo que había hecho y me dijo que justo el Besario le llamaba la atención, y ya casi la terminamos, de hecho; es una galería de arte donde en Isa se ven los besos que hubo entonces, se queda la marca ahí, y al lado del cuadro está la instrucción para el beso. Así que ese es el proyecto que hicimos y la neta, sí está quedando muy chido.

¿Cómo ha sido la colaboración entre ustedes dos?

Le hemos echado muchas ganas y ha sido mucho de que ella entienda mi perspectiva, por ejemplo, por qué lo mio es tan romántico. Ella es mucho de dejar huella y a mi eso me gusta porque también yo soy muy de la idea. Luego está esto, cómo de niño chiquito, pero literal las personas que yo he besado son de que 1, mano, porque de repente si alguien llega y me trata de besar y yo no lo siento como de película; o de que yo ya estoy enamoradisima lo quito, porque yo digo, ¡No, o sea! Yo no voy a tener mi lista de gente que he besado asi de que en el teléfono que digo, puede nadamas ser mi caso, no. Entonces justo quería agarrar eso de la marca que dejan los besos, nosotros normalmente no lo vemos, pero en el cuerpo de Isa es super evidente que todo contacto amoroso se queda ahí.

Siguiendo la línea de los proyectos en los que estás trabajando ¿Cuál dirías que es el reto más grande de estar constantemente “produciendo” por así decirlo?

Ahorita mi reto más fuerte es que me están saliendo muchas oportunidades, y no sé decir que no a ninguna, porque además siento que tengo que aceptar todo para poder seguir dándole y cada vez generó más gente que está pendiente de lo que estoy haciendo, y esta padre, además son caminos muy distintos. En mi cuenta de escritora, por ejemplo, ni foto de mi cara hay, o sea, es una cuenta con una foto en la que de hecho salgo como medio borrosa, así que ni me veo, y por ejemplo en el de programa de tele, la cara soy yo. Entonces, es cómo esta situación,  así de que por un lado soy súper pública y la gente me manda mensajes de que quieren estar en el programa y en el otro pues es una red de gente que no conozco que me mandan mensajes para colaboraciones con texto. Todos los días de la semana tengo una colaboración con una persona distinta para hacerles sus textos. 

Así que es combinar esos dos mundos, más el mundo de mi carrera que no tiene nada que ver tampoco, y creo que ese es el reto, porque todo el mundo se me acerca y me dice es que quita algo, pero todo lo que estoy haciendo, ¡Me encanta! y todo me está nutriendo un buen, aunque si llega un momento donde ya no aguanto, o sea, ya no sé ni dónde me falta hacer, donde me falta empezar.

Ninguno es un proyecto en el que yo estoy y que es el proyecto de alguien más, todos son como mi proyecto bebé qué lo he desarrollado yo. Y todo entonces, yo creo que eso, es lo más difícil ahorita. 

Con todos estos proyectos que estás manejando ¿Tienes algún proceso? o alguna rutina ya preestablecida como para organizarlos o cómo lo haces?

Sí. Por ejemplo, con el de escritura, yo al principio como todo escritor que empieza, era de que escribía de repente en mis clases, para la tarea y así. Después con los 13 libros como yo tenía que entregar un libro cada mes me tenía que poner horarios, tenía que terminar un capítulo a la semana o dos y entonces ahí no hay tiempo como para decir no es que no estoy inspirado. O sea tengo el punto de vista de que la inspiración es padrísima pero es como la excusa número 1 de los artistas el decir, no estoy inspirado, ok, entonces haz que estés inspirado porque sino no trabajas. Y así, fue todo esto de ponerme horarios, e igual ahorita que empecé a trabajar me la paso todo el día escribiendo, eso sí, no me quito de la compu ya. Luego cómo que estoy escribiendo de periodismo pero eso es ya muy serio, entonces pensé pues el músculo creativo hay que mantenerlo y por eso lo de las colaboraciones diarias. 

Lo que me sirve es, literal casi tener todo organizado, de que tener el horario de este día me toca hacer qué, en qué áreas a que horas que me toca hacer. Es muy cuadrado pero en áreas muy creativas, entonces se balancea bastante. Eso es lo que me ha funcionado y limitar también las cosas, o sea sí pasa que pues no sales tanto y de que te dicen como “Sofía vamos a comer” y tu como de “No”. Pero es padre porque al menos yo sé que todo lo que estoy haciendo va para futuro y lo estoy disfrutando ahorita, no estoy pensando como en algún momento lo voy a disfrutar, o sea, no hay nada ahorita que yo diga que flojera o no debería de estar haciendo esto.

Además, también ahorita en pandemia es muy difícil ponerse este tipo de cosas, porque antes era de me levanto, salgo, hago todo lo que tengo que hacer y regreso. Entonces es cómo lo que yo les puedo recomendar, delimitar espacios de trabajo, hasta si es una silla en específico, como yo tengo mi silla donde trabajo, ya que me pongo aquí entonces escribo.

Y fuera de trabajar en los proyectos en los que estás ¿Cómo escoges tus propios temas para tus textos?

Yo ya tengo un estilo muy delimitado, me gusta mucho el tono nostálgico de las cosas entonces ya voy un poco por ahí. No me limitó porque de repente por ejemplo, me llegan fotos de algo más o fotos de una planta, y yo jamás he escrito de plantas, pero de alguna manera siempre tiene mi tema. Lo que yo hago, por ejemplo para cuando no tengo el arte de alguien más es que o pongo música o busco fotos en pinterest y cómo que de ahí saco personajes. 

Además, me acuerdo que las primeras cosas que escribí eran parejas, así super desastrosas y todo, pero ya como que encontré esa parte en la que es muy padre hablar del amor a pesar de que no todas las experiencias son chidas y como poder hablar bien de él. 

Una cosa que hago con mis personajes siempre es como, hasta si una relación es muy mala tienes que mostrar las cosas por las que se quedan, porque si no lo dices es como ¿What? eso no hace sentido. O sea se odian no hay nada, pero entonces son una pareja que se odia, pero de repente en las noches él como que le trae su vaso de agua con hielos, porque sabe que eso es lo que le gusta a ella o a él, cómo cositas así. Y además, yo escribo desde pura perspectiva de hombre, eso como que me ayuda mucho a como sacarme de esa visión que tengo yo del amor.  Creo como una visión que es mía al final pero no es la visión como de Sofía, si no cómo de todos mis personajes, entonces todos mis personajes son así románticos a morir y que hacen monólogos por la que quieren o el que quieren o así. 

Nos transmites la pasión por todo lo que haces y de verdad es increíble poder escuchar a alguien que disfruta tanto su trabajo ¿Qué es lo que más disfrutas tú de tu arte o de poder crear? ¿Siempre ha sido este como tu plan de vida o alguna vez te viste haciendo otra cosa?

Pues en el tema de lo que quiero compartir o lo que me gusta mucho, es poder tener yo como mi lugarcito y mi cosa mía. Al final lo comparto con todos pero si tu lees mis textos pues son parte de mi, por eso digo que son mis bebés, porque luego me dicen cómo “escoge uno como favorito” y yo digo que de verdad no, o sea, puedo escoger los más brillantes, pero no puedo decirte “este es horrible, no me gusta” porque son partes de mi, aunque sean de hace un buen. Luego los leo y me da cómo “Ay, ¿Cómo por qué escribí eso?” pero pues de ahí nació todo lo que vino después, entonces es mi primer hijo.

Me gusta mucho poder como compartir mis universos y que la gente se pueda salpicar un poquito y salirse de lo que está viviendo, o tal vez le gusta lo que está viviendo pero quiere ver la vida desde un punto de vista distinto que no sea el suyo y yo como que doy uno en el que además vas a salir muy, cómo que, sintiéndote bien y llevándote algo, entonces es eso, Y lo de que ¿Si yo me veía haciendo esto? No, o sea no tenía idea de que iba a hacer, de hecho hasta hace un año, yo estaba muy perdida en lo que iba a hacer, y de repente todo se empezo a como conectar, todo empezó a salir, todo empezó a darse y hasta me da miedo porque digo como ok, ¿Qué va a pasar? ¿De dónde va a salir?. Pero creo que eso está padre, y sobre todo eso es algo que me gusta compartir mucho ahorita. Porque yo me acuerdo cuando entré a la carrera que, además, lloraba porque no sabía a qué carrera entrar, y entré a negocios y no quería estar en negocios, o sea, lo odiaba, es que, ¡Nos hacen escoger muy temprano! Pero si uno le echa muchas ganas, y hace todo como con pasión y perseverancia, se puede. 

Yo estaba en negocios, pero me colaba a clases de los de Comunicación el semestre entero. Y  tomaba la clase y entregaba las tareas y todo, pues se va armando un camino y de repente un día te sientas y dices cómo ¿De dónde salió? o sea jamás en mi vida hubiera dicho como ok, voy a tener un programa o voy a ser periodista de trabajo completo y voy a estar escribiendo, pero voy a estar estudiando creación de empresas. Jamás lo imaginé. Pero está padre,  porque si lo dejas fluir, que es muy difícil, de repente todo se empieza a armar y es muy padre porque hasta luego ves cómo lo rápido que fue. Estoy muy contenta porque son cosas que tú decidiste sobre todo. Ahorita, todos somos como todólogos entonces, es como no limitarte, por ejemplo, lo de escribir pues yo hago la galería, escribo música con Manu Becker, hago un comic, me estoy tratando de poner para hacer videojuegos, como que decir lo que yo hago, y como lo puedo incorporar a lo que me gustaría llegar a ser.

¿Cómo se dio la idea de comenzar tu propio talk show?

Fue porque yo estaba en un programa del Tec, el semestre pasado, nadie lo veía, pero estaban buscando una nueva host y alguien me mandó un mensaje de “Oye pues deberias de checar esto” y yo había pensado que como pues toda mi carrera como frente a cámara la verdad creo que no, o sea como que había dicho me quedo guardadita con mis teclitas, y ya.

Entonces dije, pues no estoy haciendo nada, y si me dicen que no pues es que no, así que aplique, me aceptaron y estuve ahí 3 meses mas o menos y luego termino el semestre, y me dijeron que habían empezado una productora que se llama Blua y me llamaron un dia y estaba junto con Andrea que es una de las productoras y me dijeron “oye queremos hacer 3 programas, 1 que sea como de lifestyle, otro de videojuegos y deportes y un talk show”, y me dijeron, “queremos que tu armes el talk show” Esa fue toda la indicación que me dieron, fue “arma un talk show” y yo como de “ah bueno ¿y Cómo se hace o que?” Me contestaron de que “no sé, tú tienes 2 semanas para armarlo y sale al aire en 3 semanas” y me dijeron como nadie sabe, “tu lanzate, no pasa nada, en el peor de los casos te ayudamos y así”. Y no manches, fue estrés, así de no poder dormir porque quería invitados súper importantes, tenía una idea muy grande; porque además eso sí, todo a lo que me meto tiene que salir de 100 porque si no, siento que pierdo el tiempo. Fueron dos semanas creo que las más frustrantes que he tenido, el logo, las personas, les daba una idea y me decían esto no me gusta y yo como si no te gusta hazlo tú, ¿No? Pero era por el momento y ya después sacamos todo. El programa es Punto y Hanna y ya fue como el nombre que se quedó. El primer invitado fue Santiago Arau que es el que tomó las fotos del 8M, así desde arriba. Hemos tenido invitados super padres, o sea, ya ahorita vamos a cerrar la primera temporada y el programa ha crecido muchísimo somos un equipo de casi 30 personas, que sí me quitó el pelo y me estreso un buen, pero ya cerrando la temporada si es algo que digo, “jamás en mi vida me hubiera imaginado algo así”.

Ese es un proyecto en el que yo trato de que todo el mundo esté contento de estar ahí, entonces es muy difícil luego, porque pues hay emociones diferentes, hay gente que no está tan metida, hay gente que no quiere estar todo el tiempo, pero hasta ahí tienes que lidiar. Pero, está muy padre porque veo cómo ser jefe o líder de equipo y como arreglar  todo y tratar de no morir en el intento. 

El trabajar tantos proyectos al mismo tiempo implica mucha perseverancia y creer en lo que haces y por eso nos gustaría preguntarte sobre algo con lo que muchas personas hemos lidiado, sobre el famoso síndrome del impostor ¿lo has sentido? ¿Cómo haces para trabajarlo?

Sí, me pasa y me pasa muy seguido. Es muy difícil porque sobre todo como yo soy jefe de equipo o líder en muchísimos, yo tengo que mantenerme la que motiva a la gente pero como que, no hay quien me motive a mí, siendo la líder,  en los días que digo como de “Ay, el programa no sirve, lo voy a botar o mis escritos ya no me gustan, o ya blah blah, no hay nadie que llegue y diga como de “No Sofía, vamos todo adelante”. Entonces en los momentos que tengo eso dejo que pase o sea digo: “¿Qué estoy pensando?, ok mis proyectos no sirven, ¿Por? o sea, ¿De dónde salió este sentimiento? ¿Fue porque alguien me lo dijo? ¿Fue porque yo me siento insegura? ok.” y trato de ver todo el camino que ha conllevado ese proyecto, trato de pensar siempre: “¿Quién hace esto? nadie, lo haces tú primero porque normalmente no es por la opinión de los demás si no la de uno mismo” y es como pues se vale porque esto me impulsa a yo querer como que el proyecto sea mucho más grande. Pero aguas, porque es como si fuera tu bebé, ¿No? es como “don’t shake the baby”, esta bien ponerte un poquito de presión para que las cosas se muevan pero si te pones mucha, esa persona que está logrando todo, esto no va a querer. 

Entonces dejo que fluyan esos pensamientos de que mis cosas no sirven, o de que no me gustan y trato de ver por ejemplo, conversaciones viejas o momentos en los que me sentí muy orgullosa, como así y decir “pues esta bien se vale” osea como aceptarlo y no decir como no es cierto todo está increíble, no pasa nada porque eso hace que tu cabeza lo piense más, y creo que sí es muy difícil, sobre todo con la gente que logra muchas cosas a veces les pasa mucho. Luego como que compartes y la gente te dice ¿Cómo crees? ¿No ves todo lo que estás haciendo? ¿Cómo piensas eso? Entonces eso no ayuda porque no es que yo no sepa todo lo que estoy haciendo, es el hecho de que todo lo que estoy haciendo no es suficiente, así que si conocen a alguien que le pasa eso, la reacción no es decirles “¡Pero ve todo lo que haces!” porque eso mas bien, es una cosa que le añades a tu cabeza, “no creo en lo que estoy haciendo porque estoy haciendo un buen de cosas”. Es más bien como preguntar ¿Cómo por qué sientes eso? o sea, ¿Qué te parece que no está saliendo bien? Y cuando lo empiezas a hacer más lógico dices “No es que no esté bien, entonces, ¿Por qué te sientes así?” “Ah porque quiero hacer más” “¿Qué quieres hacer?” Y hasta de ahí, pueden salir ideas de cómo mejorar lo que estás haciendo, y vuelves como de algo muy feo a algo positivo.

Convocatoria – Artista del Mes

En La Ola Púrpura buscamos crear espacios de difusión para las mujeres en el mundo del arte. Queremos conocerte como artista, platicar de ti y admirar tus piezas.

Con el propósito de crear una red de mujeres artistas, una comunidad donde podamos conocernos las unas a las otras e intercambiar conocimientos y experiencias que nos hagan crecer a todas. El día de hoy anunciamos nuestra convocatoria para mujeres artistas, utilizando nuestras redes como plataforma para las artistas latinoamericanas que deseen difundir y compartir su arte. 

Mes con mes mostraremos los talentos de artistas en el ámbito del arte. Ilustración, pintura, danza, animación, etc. 

Si te interesa estar dentro de este proyecto, mándanos un mensaje o correo con la información que aparece en “Cómo colaborar”.

Dinámica 

Estaremos haciendo una publicación por semana para compartir el arte de la artista seleccionada y al inicio del mes publicaremos una breve entrevista en nuestra página en la que hablemos sobre lo que inspira su arte y su identidad como artista.

Existe la posibilidad también de que el arte de las artistas pueda ser utilizado para ilustrar otros artículos del blog (pidiendo previo consentimiento) .

Bases

Ser mujer, artista y residir en cualquier parte de la república mexicana o de América latina.

Cómo colaborar 

Enviarnos un correo a hazquesevea.purpura@gmail.com

Tu propuesta debe incluir: 
-Nombre
-Edad
-Lugar de residencia
-Una breve reseña de ti como artista
-4 o más imágenes de tu arte en alta definición 
-Tus redes sociales

Nos estaremos poniendo en contacto contigo si resultas seleccionada para hacerte saber los detalles y las fechas de publicación.

¡Gracias por formar parte de esta comunidad!

No podemos esperar para conocerte.

Un abrazo de parte de todo el equipo de La Ola Púrpura

All Boys Forever ¿Redefine el concepto de las comedias románticas?

Merari Adriana Estrada Agustin 

Hace unos días mis redes sociales comenzaron a llenarse de frases y fotos de una misma película, la foto consistía en una foto de cabina con una pareja que portaba una camiseta de boliche rosa con poses muy románticas, después me percate que era la nueva película de Netflix “All Boys Forever”.

La película comenzó a llamar mi atención puesto que muchas de mis amigas compartían publicaciones similares y hubo en específico un post de una de las cuentas de Netflix en donde mencionaban que esta trilogía había marcado a toda una generación por su redefinición del concepto de las comedias románticas, esto último fue lo que provocó que viera la cinta y VAYA QUE TENEMOS QUE HABLAR SOBRE “ALL BOYS FOREVER”. 

Mi propósito no es generar hate a la película ni mucho menos criticar si tu la viste y te pareció linda y te dieron ganas de tener una relación tan bonita como la de Peter Kavinsky y Lara Jean. Mi objetivo de escribir y compartir esto con ustedes es invitarles a cuestionar los argumentos con los que plataformas de streaming como Netflix, venden sus películas y series.

En uno de los puntos que toca el post de Instagram de Netflix que mencioné al inicio, fue sobre “el discurso feminista de la trilogía” basado en que la protagonista Lara Jean, no espera a que los hombres den el primer paso, sin embargo al momento de ver la cinta parece todo lo contrario, pues Lara Jean gran parte de la película se encuentra en una situación de elegir entre estudiar en la universidad que quiere o su relación con Peter, pues su universidad se encontraba al otro lado del país.

Lara Jean siente miedo por hablar esto con su novio, otro punto para hablar de la película. No olvidemos que una de las cargas sociales más grandes que tienen las mujeres es tacharlas como “exageradas” o “dramáticas” por “cosas pequeñas”. En una de las escenas se pudo observar perfectamente esto, Lara Jean siente miedo para hablar con Peter y cuando finalmente lo logra, este acepta con mucha facilidad, sin embargo, la aceptación de Peter viene acompañada de una propuesta, aceptando que Lara se fuera a la otra universidad únicamente por un año y solicitara su cambio para el siguiente ciclo escolar en la misma universidad donde él estudiara. 

En la película nos muestran por dos horas la travesía de Lara por resolver su sueño de estudiar y de mantener su relación con Peter al mismo tiempo. A pesar de ello a Peter nunca se le cuestiona sobre un cambio de universidad o que replanteara estrategias para mantener su relación y la universidad. También es importante dejar en claro que la cinta continúa basada en la perspectiva de un amor romántico, estereotipando los roles de género, pero la plataforma la vende como una trilogía con discurso feminista.

Y ¿Por qué es importante hablar de esto?

El 2020 fue un año inesperado, un año diferente en donde todas y todos nos vimos obligades a modificar nuestra rutina; trabajar o estudiar desde casa, tener más videollamadas con nuestros seres queridos y nuestros hábitos de consumo de entretenimiento también se vieron modificados, no solamente hablando sobre las redes sociales, sino también el auge que han llegado a tener los servicios de streaming de películas y series como la entrada al mercado de Disney+ en México y la ya bien posicionada plataforma de Netflix entre otras.

Hablando de esta última, según datos hasta 2019,  México es el segundo país más consumidor de este servicio con 17.6 millones de usuarios y usuarias (Cahun, 2019).  Sin embargo, es importante recalcar la voz tan fuerte que tienen estos servicios digitales, pues estamos hablando que en promedio según un estudio realizado por Streaming Observer, detalló que las horas que pasa una persona frente a la pantalla, son más que las productivas (Correa, 2019).

Vivimos en una sociedad que se rige en un sistema capitalista que ha traído como consecuencia que lo que se consuma en Europa se pueda consumir en América Latina, Asia y el resto del mundo. Se consumen las mismas películas, series, ropa y hasta comida. Dentro de los servicios de entretenimiento que más consume México es el mundo de la cinematografía, siendo el cuarto país que más cine consume (Senado de la República Coordinación de Comunicación Social , 2018). 

Uno de los temas más endebles reproducidos a través de los medios audiovisuales (en este caso, el cine) es el de los estereotipos de género que el público espectador percibe mediante sus películas o series favoritas. El problema yace en la construcción de la identidad de espectadores y espectadoras más jóvenes debido a que se encuentran en una etapa de construcción de identidad en su vida. Esta población percibe y acepta los estilos de vida que muestran los medios de comunicación y buscan adaptarla a su proyecto de vida llevándolas a la realidad, muchas y muchos sin ser conscientes totalmente que lo que se muestra a través de la pantalla es ficción por muy identificados que se sientan tanto espectadoras como espectadores.

Siendo más concreta, los roles de género se relacionan con los patrones machistas que siguen desarrollando las películas más vistas en nuestra sociedad, pues el laboratorio de las diversidades de la UNAM, en su artículo Cine y género: una representación de la desigualdad, toman diez películas mexicanas para analizar, en las cuales se observó que un 40% ocurrieron escenas de acoso sexual, pero fueron tratados como graciosos. 

“El arquetipo del misógino agradable es habitual en la llamada cultura pop, personajes que son expresamente sexistas e inclusive definidos por esa conducta, pero que al final del día son amigables y agradables, así se redimen y siempre son perdonados. Su misoginia nunca es tratada como algo suficientemente serio como para dañar sus relaciones de amistad, amorosas o laborales.” (LABORATORIO NACIONAL DIVERSIDADES, 2018)

Es decir, el cine se ha encargado de romantizar las actitudes machistas mediante sus película, generando que los espectadores varones se apropien de dicha personalidad, incluso en su forma de relacionarse con las mujeres. Lamentablemente, la respuesta obtenida en las relaciones reales de los hombres con las mujeres contrasta con el ideal mostrado en las películas. 

Retomando el caso Lara Jean y Peter Kavinsky, ¿Realmente esta trilogía redefine el concepto de las comedias románticas?

Tomando en cuenta que Netflix se convirtió para muchas personas en una de sus plataformas consentidas por contar con sus series y películas favoritas, se realizó una investigación acerca de cómo influyen los estereotipos machistas en películas transmitidas en dicha plataforma, reforzando la violencia de género en pareja, en donde se obtuvo que si bien Netflix no es el principal reproductor de violencia de género, gran parte de sus películas expuestas en su “TOP10” son películas en donde se muestran roles de género “tradicionales”. Es importante tomar en cuenta la situación en la que se encuentra México en relación a la violencia de género para concientizar el impacto que conlleva el mostrar contenido de entretenimiento sexista.

Nuestro país ocupa los primeros lugares en violencia de género, en el 2019, el 66.1% de las mujeres mayores de 15 años enfrentaron violencia de cualquier tipo (INEGI, 2019). Es por esto, la invitación a analizar actividades de la vida cotidiana, como lo son ver una serie o una película para identificar aquellos factores que siguen alimentando esta violencia contra la mujer. 

Es importante mencionar también que la lucha de la violencia contra la mujer en medio de esta crisis sanitaria jamás descansó ni dejará de hacerlo, por ello es importante cuestionarnos qué es todo aquello que estamos observando en nuestras películas y series favoritas y el impacto que pueden tener en nuestras formas de relacionarnos con nuestres iguales. 

Por eso, a través de este artículo, hago la invitación a cada lector y lectora a cuestionar sus series y películas favoritas además de también, voltear a ver historias escritas y creadas por personas con visiones y experiencias diversas en donde nos muestran realidades más equitativas, historias dando voz a diferentes sectores.

Es importante seguir generando activismo desde estas plataformas porque nosotres como consumidores tenemos derecho a tener entretenimiento de calidad y ¡¡NO!! La falsa inclusión o “Tokenismo” no es entretenimiento de calidad.

Tomemos en cuenta que la educación no solo viene de las escuelas, sino también todo aquello que percibimos en lo cotidiano son experiencias y realidades que nos permiten aprender y conocer otras vivencias, tenemos derecho a exigir que estas grandes empresas de entretenimiento comiencen a crear contenido bajo la perspectiva de género, que como ya leímos en párrafos anteriores, es una de las problemáticas más grandes que padece nuestro país. Y exigir este derecho no solamente pensando en nosotres porque si bien, nos encontramos leyendo este artículo, existen infancias, adolescencias y mujeres que tienen mayor accesibilidad a series y películas de streaming que a libros e información de calidad.

Si bien Netflix ha buscado crear material mostrando las diversidades que existen en la sociedad y desde una perspectiva incluyente y crítica, como es el caso de “Ya no estoy aquí” o “Roma” el problema es ¿cuánto tiempo permanecen estas producciones en su conocido TOP10 en el cual todes tenemos acceso para elegir cual será nuestra próxima serie o película con la que nos engancharemos? Además ¿Cuáles son algunas producciones de Netflix con perspectiva de género y si existen cuál ha sido su alcance? 

Es importante analizar quienes son las personas que tienen mayor facilidad de acceso a estas cintas y hago referencia a la simplicidad de la historia para que las y los consumidores puedan entenderlas, porque todas, todos y todes tenemos derecho a la cultura.Repensemos cómo estas actividades cotidianas impactan sigilosamente en la vida de las consumidoras y los consumidores y pidamos que las empresas que consumimos produzcan bajo una consciencia de consumo responsable y no usando conceptos de luchas sociales “por moda”, el feminismo no es consumible.

Club de Lectura La Ola Púrpura – Carta Editorial Febrero

Club de Lectura de amor a las Mujeres que escriben

¿Quiénes somos? ¿Quienes somos las que nos leemos, nos escribimos, nos reflejamos en los libros? ¿quienes son las mujeres que escriben a otras mujeres, y de otras mujeres? ¿Dónde están las mujeres que escriben y las mujeres que leen? ¿Dónde están las mujeres que plasman sus vidas, sus sueños, sus ambiciones en los libros, en las páginas en los espacios que construimos?.

Nombramos para dar vida, ponemos nuestro nombre en las cartas que enviamos, en los mensajes que recibimos, en las imágenes que pintamos. Debemos nombrarnos y nombrar a las mujeres que crean, que escriben que han dado vida con sus palabras a universos inexplorados. Leer a mujeres me ha salvado la vida, leernos me ha ayudado a reconocerme en sus palabras, apreciar mi experiencia, mis sentidos, mis deseos e inseguridades. El amor sororo que nos ha dado el feminismo, que nos han regalado todas las mujeres en la historia que inconsciente o conscientemente nos heredaron del fruto de su lucha, me lo han dado también las letras. Regreso a los libros y a las páginas y a los cuentos y a la poesía como una niña en su guarida y me maravillo cada día que leo en otra lo que mi corazón desea. Agradezco todos los días a las mujeres que escriben lo que yo misma quisiera escribir, agradezco a las que me han dado las letras, agradezco a las que pese a la censura años antes que yo, se volcaron en las letras para que nosotras, otras tantas, siglos después pudiéramos conocernos juntas en este espacio. 

En este mes La Ola Púrpura inicia un círculo de amor, de lectura de amor por nosotras, de amor entre mujeres y amor por la lectura de mujeres. Damos por iniciado nuestro Club de Lectura, un lugar para conocernos a nosotras, a todas y a las que escriben; para conocer el trabajo de las mujeres que han plasmado sus vidas en las páginas; para recuperar y visibilizar el trabajo de las escritoras, de las narradoras, de las poetas, de las ensayistas, de las periodistas, de las críticas, el trabajo de las mujeres que escriben.

El propósito de este Club de Lectura es conocer a las autoras latinoamericanas contemporáneas que dedican su vida a las letras, para leerlas en comunidad, conocer su experiencia y conocernos juntxs. 

Club de Lectura Púrpura

Objetivo: Club permanente con un periodo de descanso

Este Club es un lugar para compartir autoras latinoamericanas contemporáneas y para crear lazos entre nosotras desde la sororidad. Es un lugar propositivo en el que deseamos participar compartir y crear desde la lectura, un espacio para reflexionar lo que creamos.

Dinámica: Leeremos un libro cada mes, o mes y medio -dependiendo la extensión- con sesiones quincenales por Zoom.
Temática: Leeremos distintos géneros, realizando tres lecturas por género inicialmente.
Géneros: Abierto, iniciaremos con un género elegido por nosotras y continuaremos desde la creación en comunidad. 
Fecha: 2 jueves al mes
Fecha de inicio: jueves 25 de febrero

Lxs invitamos a inscribirse con nosotras y mandarnos un DM o mensaje en nuestras redes. 
Esperamos conocerlxs muy pronto. Todxs son bienvenidos.

Los náufragos – La Isla Centeno (2020)

por Lucero Salazar

La Isla Centeno es un dúo tapatío compuesto por Lito de la Isla y María Centeno, esta unión musical surgió cuando Lito regresó a Guadalajara para descansar a consecuencia de su miocarditis, una enfermedad del corazón, y después de coincidir en un paseo en el parque, quedaron para escribir y lo demás se ha ido escribiendo desde 2018. 

Cómo diría mi abuela: no hay mal que por bien no venga y esta condición terminó titulando su primer álbum, que sacaron apenas el año pasado. Una definición de miocarditis dice que “los casos graves pueden debilitar el corazón” y parece que sí lo fue pues, al menos musicalmente, surgió un disco repleto de letras nostálgicas propias de un corazón roto, acompañado por la formidable guitarra de Lito y la melódica voz de María.

Las canciones de La Isla nacieron por casualidad, pero se han ido construyendo a través de gustos en común, como las rancheras de José Alfredo Jiménez y la admiración a Chavela Vargas, los boleros, el flamenco, los ritmos caribeños, el folk latinoamericano, entre otrxs. 

Los náufragos

El 2020 ha sido un año difícil, así que en los primeros meses de “cuarentena” era un alivio y un rayito de luz que fueran revelando cada ciertas semanas otra canción de su nuevo álbum. En tiempos donde salir de vacaciones es señalado e irresponsable, nos transportaron a dos elementos distintivos de su música: el mar y el sol, al alcance de un par de audífonos.

En Los Náufragos nos hablan del amor, cuando llega y también cuando es mejor dejarlo ir sin reprochar. 

miel everywhere

Con ‘Aquí’ inicia el disco, es una canción que evoca el deleite del nuevo amor, un tema que bien nos podría acompañar mientras naufragamos emocionadxs por aguas desconocidas.

‘El amor no existe’ nos dice que estaría bien tomar esos riesgos que podrían parecer de locxs en estos tiempos pero que si no los tomamos ¿qué chiste? dice “.. que el mundo se va a terminar y que no habrá vida en ningún lugar, mañana, pero hoy, aquí estás”.

‘Hace tiempo’ habla sobre esas ganas por fin realizadas de un amor bonito.  

te lo agradezco pero no

‘En las olas’ habla sobre honrar la felicidad compartida y lo mucho que duele cuando nos sueltan. 

En ‘Lejos’ nos acompañan en el trago amargo que es aceptar que lo mejor es dejar ir, dice “si no estás yo me busco otro camino para andar, y ojalá que a ti te vaya bonito”.

En ‘El remedio’ cantamos sobre lo mucho que duele salirse de esa relación más tóxica que un estornudo en tiempos de covid-19, se acompaña con mezcal sí o sí.

Parece que Los náufragos es un disco sobre enamorarse y desenamorarse en partes iguales, es como el acertijo de ¿qué es primero la gallina o el huevo? y quizá no hay respuesta. Es lo uno y lo otro y así, ad infinitum.

Donde quizá el mensaje más importante que nos deja es que, a pesar de que sepas que saldrás con el corazón roto, siempre valdrá la pena dejarse llevar por lo que desencadenan dos miradas que explotan en alegría al verse.

El álbum cierra, una vez más, con letras de despedida y termina preguntando: ¿Qué dirán los náufragos de ti? Pues que gracias por este perro discazo.

Lo que no nos dicen de la maternidad y leemos en Casas vacías de Brenda Navarro

Por Mayra Franco

Leí Casas vacías de Brenda Navarro por cuestiones del destino. Una amiga me lo recomendó y dejó en mi casa la edición física de Sexto Piso de 164 páginas para que lo leyera “cuando tuviera chance”. 

Iniciaba marzo y había decidido empezar a leer sólo a escritoras mujeres porque me di cuenta que los hombres predominaban en mis lecturas y quería más mundos literarios creados desde la pluma femenina.

Sentada un domingo en la noche intentando concentrarme en trabajar, vi el libro de Brenda a un lado y empecé a leerlo. Leí más de 30 páginas de un jalón sin darme cuenta. Formalmente y sin buscarlo, este libro inauguró mi ruta literaria.

***

Dice Brenda Navarro que es tan duro ser madre, que si realmente nos dijeran a las mujeres lo que implica, muy pocas querrían serlo. Muy pocas vivirían “el esfuerzo anímico, emocional y físico que significa hacerte cargo de una persona que, además, después te va a pedir independencia”.


No me lo dijo a mí, se lo dijo a Adriana Pacheco en su podcast Hablemos Escritoras, que escuché luego de leer la que sería su primera novela. Un libro que Brenda no pensó escribir tomando como tema principal la maternidad, y sin embargo, está presente en toda la obra.

La maternidad impuesta, la elección de ser mamá, la soledad de las mujeres en este camino pese a tener una pareja y esas cosas de las que no nos hablan las mujeres que son madres a las que aún no sabemos si algún día lo querremos ser, se pueden leer en este libro.

“No parir, no engendrar, no dar pie a las células que crean la existencia. No ser vida, no ser fuente, no deja que el mito de la maternidad se prolongara en mí (…) No parir, porque después de que nacen, la maternidad es para siempre”. *

Casas vacías, Brenda Navarro, Editorial Sexto Piso

El libro está dividido en tres partes y narrado en primera persona por sus dos protagonistas mujeres que exponen sus pensamientos, vivencias y sentimientos en torno a la maternidad y al hecho de ser mujer.  

La historia inicia cuando la primera voz cuenta cómo fue que su hijo Daniel desaparece en un parque estando ella presente y cómo son los días posteriores al hecho: la búsqueda, la pésima burocracia mexicana por la que tienen que pasar las personas que buscan a sus desaparecidos y las interrogantes internas de alguien que, para empezar, no había visto como principal proyecto de vida ser madre.

El libro habla de cómo las madres (e incluso las mujeres en general) casi siempre están solas, aunque tengan una pareja que aparentemente está ahí como apoyo y que muchas veces, más allá de entender los sentimientos de la mujer, los minimiza. Porque como dijo Brenda en el podcast de Pacheco: “hay una idea de que somos madres y sabemos hacerlo todo”.

Casas Vacías nació en México en el tiempo que el expresidente Felipe Calderón declaró su famosa guerra contra el narco. Navarro inició la novela justo en un tiempo donde, a palabras de ella, dicha guerra “parecía no darle cabida a los desaparecidos y a las madres que buscan a sus hijos”.

Dos madres con diferentes perspectivas de lo que esperaban de la maternidad hablan desde sus adentros y para ellas mismas. Porque casi ninguna mujer habla del dolor que también implica ser madre y cuando lo hace es en voz bajita y cualquier comentario de sufrimiento va complementado de un “pero también… (inserte frase optimista) sobre ser mamá”.

“Nunca quise ser madre, ser madre es el peor capricho que una mujer puede tener”.*

Casas vacías, Brenda Navarro, Editorial Sexto Piso
Casas Vacías no expone mujeres “rosas”, madres inmaculadas que todo hacen bien, que sólo ven la felicidad de la maternidad, como nos lo pintan casi siempre. Muestra personajes con sentimientos y pensamientos reales, las maravillas y vilezas que nos componen como personas, como diría la cronista Leila Guerriero. 


Dice Brenda Navarro que si las madres supieran que van a ser esas casas vacías que sostienen el mundo, “probablemente hace mucho la revolución feminista habría iniciado”.


De nuestra autora de hoy

De La Laguna para todo el mundo. Me gusta leer, platicar y caminar. Y me gustó leer un día que todxs somos hijxs de Pedro Páramo.
Redes sociales: IG y Tw: @maykaefe


Poesia de Mujeres para Mujeres

Soy Elizabeth Morfín
A través de este poemario comparto mi perspectiva como mujer dejando en sus manos mis
palabras.



Sí, soy una mujer “problemática”
porque estoy harta de la actitud machista y burocrática.

El cambio radical que buscamos las mujeres aún no sucede,
mientras tanto, prometo escribir como protesta hasta que las palabras que conozco se me agoten.


1
Desde pequeña he sido muy ​“rezongona y rebelde”
Nada callada e ​“impertinente”

Con​ “malas formas de sentar”
Y​ “nada delicada al hablar”

Medio ​alborotada
y siempre he querido​ tener la razón

La terquedad me ha inundado
Hoy empiezo a identificar el origen de esto

Me he ​deconstruido

(léase todos los días)


2

Entre paredes hirvientes
con un dulce muy parecido al caramelo, a los músculos estrechos
les compiten ondas repetidas
que intentan pasar ​su límite

El control está en el aire
quemando la garganta
entrando ​una y otra vez

Erizada por su despertar

Ella​ es placible

Ella​ es flor

Ella​ es invencible

La masturbación femenina sigue escondida. No te permitas dejar de sentir por ideas represivas. Descubre que después de masturbarte la vida es punto y aparte.


3

El sin luz de la noche hoy tiene prisa.

Paso saliva de hierro
aún ni a la mitad ​del camino de gritos​ llego

Bocas de rocas abren paso
mientras mi vestido intenta hacerse más largo

Mi cuerpo camina pero se siente sin vida
Pasos detrás mío vigilan mi próxima salida

Cierro el puño y hundo mis uñas
Los huesos de mis piernas se vuelve más fuertes y mis pasos se aceleran

Ya es tarde,
siempre es tarde

Una mano de ​indol​ se atreve a tocarme

Lo golpeo​ con lo primero que encuentro en mi bolsillo
Lo dejo​ en el piso

Mi alma solloza

Mi piel sigue estando ​furiosa


Miles de mujeres, incluyéndome, hemos sido víctimas de acoso en las calles.


4

Soyd​elgada
con ojos de estrellas,
muchos lunares
y sonrisa discreta

Mi ideas como flamas,
soy​ mujer…

…y en México
eso ​me pone​ en desventaja


La deplorable realidad que vivimos día con día en mi país. No importa el color de tu piel, ni la forma de tu cuerpo, ni tu forma de pensar, solo importa el “hombre” y su “potestad”


5

Mujer

Relieves acertijos

un colapso místico

jugo dulce de fruta de verano

y serenidad del prado

promesa de flecha

con intenciones de niebla

toque sin sonido

y un latido de nido

caos de ciencia

es la prueba fresca

red sin fin

mujer, caudal carmesí.


Mis ojos novatos describen lo que es una mujer.



Este poemario fue inspirado en la presencia y esencia de las mujeres y su lucha contra el sistema opresor.

Musas Creadoras 2020. Programa de actividades

Musas Creadoras nace con el objetivo principal de mostrar a las mujeres en el arte desde la mirada propia, es decir, queremos crear un espacio en el que las mujeres sean a la vez la fuente de inspiración y de creación artística.

Para esta segunda edición, la muestra se llevará a cabo de manera virtual. Del 06 al 27 de agosto tendremos la exhibición de la galería virtual en la que participan más de 50 artistas. Estamos muy felices porque por primera vez, las bondades de la modalidad digital nos ha permitido llegar a lugares que nunca imaginamos.

¡Gracias infinitas a todas las artistas que se unieron a esta convocatoria! Gracias a sus participaciones, ésta será la primera edición de Musas Creadoras en la que contamos con talento tanto nacional como internacional y con una diversidad de experiencia en el mundo del arte que va desde los 13 hasta arriba de los 60 años.

Además de la galería online, estaremos realizando conversatorios y talleres que pretender resaltar el papel de las mujeres en las distintas disciplinas artísticas.

A continuación compartimos el programa general:

Redes de apoyo en el arte: Mujeres difundiendo mujeres.
Jueves 06 de agosto 7:00pm a 8:30pm.
Conversatorio que pretende ahondar en las redes colaborativas entre mujeres para impulsar proyectos de artistas y creadoras.
Participantes: Colectiva Hilos, Hazlo como Niña, la Tinta Negra, Liga de Artistas y Creadoras (LAC).
Vía Facebook La Ola Púrpura.

Cuerpos resilientes: conociéndonos a través de la danza.
Sábado 08 de agosto de 10:30 a 12:00pm.
Taller que invita a la experimentación en el espacio a través del cuerpo utilizando como base la improvisación.
Taller gratuito con registro previo. Impartido por Marta Lucas.

Instagram Takeover: Kim Sandoval.
Martes 11 de agosto. Todo el día.
Bailarina y artista originaria de Durango estará compartiendo a través del IG de la Ola parte de su proceso creativo.
Vía Instagram @laolapurpura

Mujeres en movimiento: Hacer arte con nuestro cuerpo.
Jueves 13 de agosto 7:00pm a 8:30 pm.
Conversatorio sobre las distintas experiencias y trayectorias de mujeres en las artes escénicas, desde la danza hasta el circo.
Vía Facebook La Ola Púrpura.
Participantes: Natalia Vazquez, Scarlett Güémez, June Serna, LaMae.

Instagram Takeover: Lily Sánchez.
Lunes 17 de agosto, todo el día.
Comunicóloga y fotógrafa tabasqueña estará compartiendo a través del IG de la Ola parte de su proceso creativo.
Vía Instagram @laolapurpura

La mirada femenina: Las mujeres en las artes visuales.
Jueves 20 de agosto 7:00pm- 8:30pm.
Conversatorio dedicado a todas las mujeres e interesados en el trabajo artístico desde una perspectiva femenina, para aquellos que quieran conocer y platicar del camino y procesos de mujeres creadoras y artistas.
Vía Facebook La Ola Púrpura.
Participantes: Lily Sánchez, Daniela Ladancé, Valeria Chairez, Julieta Alvarado, Andrea Ruvalcaba.

Lunaem. Música en casa
Viernes 21 de agosto 7:00pm.
Concierto en vivo de Lunaem.
Vía Instagram live @laolapurpura

Instagram Takeover: Andrea Ruvalcaba
Martes 25 de agosto, todo el día.
Artista plástica tapatía e internacionalista estará compartiendo a través del IG de la Ola parte de su proceso creativo.
Vía Instagram @laolapurpura

Clausura
Jueves 27 de agosto 7:00pm
Ceremonia de cierre en que haremos recuento de lo sucedido en las cuatro semanas y conversaremos con las artistas su experiencia durante la muestra.
Vía Facebook La Ola Púrpura

¡Les esperamos!

Tres puntos

por Fernanda Hernández Orozco

Soy un cántaro vacío. 

Soy un vientre agitado

con coágulos estallantes

que se atascan en mis órganos. 

Soy la duda constante. 

Soy los ojos jalados

y la mente atrofiada. 

Soy la noche sin estrellas. 

Soy la tricotilomanía 

y la hipocondría andando. 

Soy el eco de mis mantras. 

Soy la tumba sin flores 

y las espinas sin corona. 

Soy todo lo que me ha construído.

De nuestra autora de hoy

Hola, soy Fernanda, me gusta que me digan Fer. Tengo 26 años, vivo en Zapopan, Jalisco y lo que más me gusta y me reta en esta vida es escribir. Me cuesta considerarme escritora e ilustradora, pero cada día me esfuerzo para hacer las cosas mejor y para tener la seguridad de nombrarme a mí misma de esta forma. Mis cosas favoritas son el mar, leer, andar en bici, hacer collages, el té verde, las micheladas, la luna, los atardeceres y compartir y aprender de los demás. Fui coordinadora de un periódico infantil por dos años y ahí descubrí que me apasiona la literatura infantil y la edición editorial. En 2019 publiqué junto con mi mejor amiga, nuestro primer álbum ilustrado infantil, Me doy cuenta. Espero poder publicar otro libro pronto y/o meterme a la maestría de alguno de estos dos temas que me apasionan. 

Dulce Suicida

“You are the only exception”
-Paramore

Hace tiempo no venías,
quisiera que hicieras menos ruido al entrar,
como la ausencia –de personas que he amado- 
tu presencia también hace daño.

Ojalá no viva, 
ojalá termine pronto otro día en la cama, 
ojalá mis libros no se empolven,
ojalá cayera como los gatos…de pie, ojalá tu esencia se borre.

Sigo como Víctor sin poder darle nombre a mis males,
dicen que si no lo nombras no existe,
tal vez solo así pueda omitir tu existencia
-obligarme- a creer que fuiste un lindo recuerdo en mí intento por aferrarme a vivir.

Lilith, que no se nombra en la historia oficial,
Medea, que destruye todo a su paso en una venganza que no tiene sentido,
Dafne, por la cual fui castigada –y no el castigo que se planeaba- 
aunque ya no podías correr, 
no te hacía falta para recorrer los lugares de nuestra piel.

¿Por qué te vas?
Todas las palabras de amor fueron pactos sagrados 
para seguirte por todos lados,
mujer, que renace víbora y poeta,
mujer con alas en los pies y una cabeza que sueña despierta,
mujer con una navaja en los labios para desgarrar profundamente.

Verte es querer 
atrasar mi muerte
para estar contigo
mientras agonizo.

-NAIAN ÁLVAREZ-

De nuestra autora de hoy

Andrea Naian Álvarez Rodea, Ciudad de México 1999, estudiante de la licenciatura Lengua y literaturas Modernas Francesas en la Facultad de filosofía y letras de la UNAM.

Instagram: @la_anndru

1 2 3