Galletas de Maíz

Por Natalia Ventura

¡Qué gusto encontrarnos otra vez! 

Hoy les traigo una receta de galletitas de maíz veganas que se deshacen apenas las muerdes ¡si! Terminan teniendo una textura tipo polvorón y son ideales para compartir con aquellos que son intolerantes al gluten.

Es una receta que mi mamá y yo hemos adaptado de las de galletitas sinaloenses coricos con lo que vamos aprendiendo de cocina vegana, por eso algunas cosas están en tazas y otras en gramos por lo que recomiendo seguir las medidas que están en gramos y no tanto la de tazas (aun no hemos tomado el tiempo suficiente para las tazas jeje, lo haré pronto, lo prometo) ¡Espero las disfruten tanto como nosotras! 

Ingredientes: 

250gr harina de maíz (2tz y media aprox)

125gr de manteca vegetal (⅓ taza aprox) 

1 taza de azúcar 

1cdita polvo para hornear 

Pizca de sal 

1 huevo de linaza 

½ cdtia bicarbonato de sodio

1cda de esencia de vainilla  

⅓ taza de agua o leche vegetal (no se usará toda, depende de la textura de la masa) 

Procedimiento: 

Primero preparamos el huevo de linaza con una cucharada de linaza molida y tres de agua, revolvemos y dejamos reposar de 5 a 10 minutos hasta que obtengamos una textura gelatinosa.

Incorporamos en un recipiente la manteca vegetal y el azúcar por unos 5 minutos, hasta obtener una textura cremosa.

En otro recipiente incorporamos los ingredientes secos, la harina, el polvo para hornear, el bicarbonato y la pizca de sal. 

Empezamos a añadir de a poco la mezcla de ingredientes secos y batimos con la batidora hasta haberlos incorporado en su totalidad. Añadimos el huevo de linaza y la escénica de vainilla. 

Aquí podemos pasar a empezar a amasar la mezcla con las manos para incorporar bien todos los ingredientes. Si consideras que está muy seca, añádele un poco de agua, la masa final debe tener  una textura arenosa pero que al amasarla no se deshaga. 

Finalmente vamos creando bolitas con la mezcla y las amasamos individualmente para que se compacte un poco más la mezcla. Aquí es donde nos podemos poner creativos y empezar a darles las formas que más nos gusten a las galletas, pero eso si, mientras más planas y delgadas sean, menos tardarán en cocerse en el horno. 

Metemos al horno por 25 a 30 minutos a 180 grados. Al sacarlas notarás quizá que están un poco blanditas ¡no pasa nada! Cuando se enfríen se endurecerán y tendrán al final una textura tipo polvorón. Dejamos enfriar completamente y ¡listo! Tenemos unas deliciosas galletitas veganas y sin gluten para disfrutar.

Galletas de avena y crema de cacahuate

por Natalia Ventura

Hola! hoy les traigo una receta para elaborar unas deliciosas galletas de avena y crema de cacahuate en minutos desde casa. Nunca he sido muy hábil para la repostería, pero estas delicias son facilísimas de hacer, no necesitas mas que cuatro ingredientes y tu horno. 

Ingredientes: 

  • 1 taza de harina de avena (yo la hago casera)
  • ⅓ taza de crema de cacahuate 
  • ⅓ taza de miel de tu preferencia 
  • Chocolate y arándanos al gusto (opcional) 

El primer paso es hacer “harina” de la avena. Puedes comprarla como tal pero la manera más barata y fácil de tenerla es haciéndola tú mismx. Para esto, vamos a moler una taza de copos de avena en la licuadora o procesador de comida por unos minutos hasta obtener la textura deseada, a mi no me gusta tan fina, me gusta que queden algunos trocitos de avena.  

Si elegiste incorporarle trocitos de chocolate y arándanos (o cualquier otra cosa que se te ocurra ponerle) aquí es donde los cortamos en trocitos para añadirlos a la mezcla. 

Una vez que tenemos la avena, pasamos a incorporar en un bowl todos nuestros ingredientes: la crema de cacahuate, la miel, la harina y mezclamos bien. Nos quedará una masa pastosa que fácilmente podemos moldear con las manos. Finalmente, añadimos lo arándanos y los pedacitos de chocolate, batimos suavemente por última vez y dejamos reposar unos minutitos. 

Mientras tanto, engrasa el molde que utilizarás (yo usé aceite de coco) y prende el horno. Yo utilizo un horno eléctrico a 280 °C y no requiere de estar caliente mucho tiempo antes, pero si tú utilizas un horno convencional, te recomiendo prenderlo desde el inicio a 180°C. 

Ahora hacemos bolitas con la mezcla y aplastamos para darle forma de galletas. Las colocamos en el molde y no importa que estén con poco espacio entre ellas, ya que no aumentarán de tamaño. Dejamos las galletas en el horno por 20 mins o hasta que estén ligeramente doradas. Como yo usé el horno eléctrico, tuve que voltear las galletas a los diez minutos para que ambos lados se cocieran. 

Pasados los 20 minutos retiramos del horno y dejamos enfriar y listo! tenemos unas deliciosas galletas listas para disfrutar con el desayuno o como snack. A mí me gusta acompañarlas con tecito en la mañana ¿Te gustaron? 

Crema de Cacahuate Casera – Receta

por Natalia Ventura

¡Qué gusto leernos nuevamente! 

Hoy les compartiré una receta para hacer una crema de cacahuate casera. Si tú, como yo, tienes una relación de amor con la crema de maní y con tu procesador de comida, seguro la disfrutarás, además la mejor parte de esta receta es que sólo necesitas dos ingredientes ¡así como leen! yo tampoco podía creer lo fácil que es hacerla y lo deliciosa, sana y barata que es, desde que la descubrí hace unos meses, no he vuelto a comprar crema de cacahuate. 

Les comparto una de mis recetas  favoritas esperando que les guste tanto como a mí. 

Ingredientes

  • 1 ½ de cacahuate 
  • 1 pizca de sal 

Para esta receta no es necesario hornear previamente los cacahuates, pero el sabor mejora mucho si se hace, pero si no deseas hacerlo, puedes omitirlo. Si decides hornearlos, primero necesitas precalentar tu horno y poner en una bandeja para hornear los cacahuates y dejarlos por unos 10 minutos o hasta que estén de un color dorado. 

Los sacamos y dejamos enfriar unos minutos para después pasar a ponerlos en el procesador de comida con la pizca de sal. Aquí el truco es ser paciente, parecerá al principio que sólo estás haciendo trocitos de cacahuate, pero después de unos minutos, la física hace su magia y se liberan las grasas del cacahuate, permitiendo que comience a formarse una pasta uniforme. 

Esto toma cerca de 10/15 minutos dependiendo de la potencia del procesador de comida y OJO aquí, si comienzas a sentir que tu procesador de comida se sobrecalienta, apágalo y dale unos minutos para recuperarse y vuelves, en mi caso este proceso siempre tengo que hacerlo con algunas pausas de 1 a 2 minutos para evitar saturar mi procesador de comida, pero la espera vale la pena totalmente!! Sabrás que la mezcla está lista cuando la textura sea similar a una pasta uniforme, semilíquida… ¡y listo! Tienes una crema de cacahuate natural, sin azúcares ni conservadores añadidos!! Si deseas, puedes añadirle en los pasos finales una cucharada de miel de tu preferencia para endulzarla un poco, pero no es necesario.

Disfrútala  en panes, bowls, avenas, licuados, a cucharadas ¡como tú más prefieras! Cuéntanos qué te pareció ¿la disfrutaste?

Pudín de chía – Receta

por Natalia Ventura

Hola queridxs! ¿Qué tal les ha ido con el calor? Por acá los termómetros están en su pico y el sol que arde, y ya sea que estén en Guadalajara o en prácticamente cualquier lugar del país, buscar la sombrita y refrescarnos se ha vuelto un ritual de todos los días, así que hoy les quiero compartir una receta fácil y fresca que es perfecta para el verano y que incluye a la fruta estrella de la temporada: el mango. 

Para esta receta necesitamos únicamente tres ingredientes: mango, chia y leche vegetal ¿la intentamos? 

Ingredientes:

  • ¼ de taza de chia 
  • 1 taza de leche vegetal (yo utilicé media de almendras y media de coco) 
  • 1 mango 
  1. Para empezar hay que poner nuestras semillas de chía a remojar con la leche vegetal. Yo hice combinación de leche de almendras con leche de coco porque me quedaba un poquitín de la de coco y quise darle un toque más tropical, pero puedes hacerla solo con una y funciona con cualquier leche vegetal. Incorporamos la chía y la leche en un recipiente y lo dejamos por lo menos 2 hrs en el refrigerador. Aquí pueden endulzar la chía con su endulzante favorito, para mí no era necesario así que la dejé natural. 
  1. Mientras se forma el pudín, aprovechamos para pelar y cortar el mango para posteriormente licuarlo muy bien. Queremos obtener una especie de “papilla” de mango. 
  1. Finalmente, una vez que ha pasado el tiempo necesario, sacamos la chía de refrigerador  y procedemos a montar nuestro pudín. Yo puse en un vasito una capa de chía y otra de mango y así me la llevé hasta acabar la mezcla de ambos. 
  2. Como toque final puedes decorar con fruta o granola etc.. cualquier topping de tu preferencia, yo utilicé fresas congeladas en cuadritos  y granola para darle un toque más refrescante y crujiente. 

Y listo, tenemos nuestro pudín de chía con mango para disfrutar como postre o para el desayuno. Lleno de frescura, sabor y colores ¿Qué tal les quedó? ¡Compártannos su resultado!

Tortilla española

por Natalia Ventura

¡Buen día a todos! y digo días porque la receta que traigo hoy es perfecta para prepararla un sábado o domingo por la mañana para un desayuno tranquilo, rico y sin prisas. Aquí les va la receta

Ingredientes:

  • 2 papas 
  • 5 huevos 
  • ¼ cebolla morada 
  • ½  taza de jitomates cherrie (opcional) 
  • albahaca al gusto (opcional) 
  • sal 
  • pimienta
  • aceite de oliva 

Para comenzar, ponemos a cocer las papas previamente lavadas, peladas y picadas a cocer con la taza de agua caliente y una pizca de sal por unos 10 minutos. 

Mientras se cocinan,  picamos la cebolla y el albahaca (si es fresca) en trozos pequeños y cortamos lo jitomates por la mitad. Revolvemos los huevos en un bowl aparte. 

Después pasamos a saltear la cebolla en un sartén caliente con unas gotas de aceite de oliva y cuando esté dorada, añadimos las papas pre cocidas y escurridas, los jitomates y salteamos todo junto por unos 5 minutos. 

Después añadimos los huevos, la albahaca, sal y pimienta al gusto, bajamos la flama y tapamos el sartén. Dejamos cocinar la tortilla a fuego lento por unos 10 minutos por cada lado. 

Un truco para voltear la tortilla es poner un plato del mismo tamaño  (aprox)  que el sartén en la cara que no se está cociendo y voltear el sartén en el plato, ya que tenemos la tortilla en el plato, la cara que está de frente al plato, la pasamos al sartén. Pasado el tiempo determinado, apagamos el fuego y ¡listo! tenemos una tortilla de papa deliciosa para desayunar. 

Carta editorial Mayo – Tu salud, salud mental

Karen Castro

La salud mental no es exactamente nuestra prioridad cuando pensamos en una crisis mundial. Cuidarnos a nosotros mismos se vuelve un asunto unidimensional que muchas veces se interpreta como “mantente a salvo, ponte cubrebocas, no salgas a la calle y lávate las manos”. Y en esta receta para la sana distancia no se encuentra incluido un instructivo que nos diga cómo mantenernos a salvo en espacios inseguros, donde muy seguramente nos encontramos aislados, o como mantenernos a salvo de nosotros mismos. Nuestras mentes se han vuelto rápidamente enemigos de muchos de los que enfrentamos ansiedad, depresión, desórdenes o trastornos mentales, que si bien han existido siempre, se presentan con más fuerza durante la pandemia. 

Hemos enfrentado estas pasadas 8 semanas de aislamiento, con la poca preparación que da el enfrentarse a un evento mundial inaudito para nuestra generación y nuestro siglo. Un día a la vez. Y en este vaivén de noticias, algunas malas y otras peores, nos olvidamos por completo de lo importante que es cuidar nuestra salud mental. Aproximadamente una de cada 5 personas experimentarán una enfermedad mental durante sus vidas y por el estigma, más de la mitad de las personas no buscan ayuda.

No todos nosotros hemos crecido sabiendo lo importante que es nuestra salud mental y muchas veces las necesidades de cada persona lucen de manera diferente. En momentos como este las abrumadoras prioridades de una crisis pueden ahogar e ignorar nuestras necesidades personales. Pero, es normal sentirse agobiados, confundidos y sin esperanzas en estos tiempos; es normal tener episodios prolongados de tristeza y es aún más normal e igual de sano buscar y pedir ayuda. Nuestro interior, nuestra tranquilidad e integridad mental son tan importantes como nuestra salud física y las señales pueden ser muchas y muy distintas. No hay que tener miedo de acercarnos con aquellos quienes ofrecen un oído atento o de buscar ayuda profesional de ser necesaria.

Aproximadamente una de cada 5 personas experimentarán una enfermedad mental durante sus vidas y por el estigma, más de la mitad de las personas no buscan ayuda.

Just Girl Project

Si queremos tener una relación más saludable con nosotros y con los demás, trabajar aquellas emociones que hemos estado bloqueando, o simplemente hablar de aspectos personales en un espacio seguro donde no nos sintamos juzgados, buscar un espacio terapeútico nos puede ayudar a lograrlo. Es importante recordar que somos valiosos, capaces y suficientes; y en medio de esta pandemia aún podemos aprender a tener una relación más sana con nosotros mismos, conectando con nuestros sentimientos, viviendo más despacio, aprendiendo a ser vulnerables y a apoyar a los que más lo necesitan. Mayo es nuestro mes de la salud mental, para aprender a abrazarnos en la distancia y recordar que todos estamos conectados; queremos compartirles que siempre hay espacios seguros, incluso en medio de la pandemia, donde podemos encontrar paz, y seguridad. Esperamos que La Ola Púrpura pueda también ser un espacio seguro para ustedes como lo es para nosotras, para recordarles que siempre estamos disponibles para escuchar, ayudar y compartir sus historias ¡Bienvenidxs todxs!.

Granola casera y saludable

por Natalia Ventura

¡Hola! Hoy les traigo una receta sencilla para elaborar una granola casera y saludable que queda perfecta como topping para helados, yogurt o simplemente para disfrutarla con lo que prefieras. Esta es una receta básica y mi parte favorita es que  puede ser tan modificable como cada quien prefiera, acá les dejo la receta. 

Ingredientes

  • 1 taza de avena 
  • 1 ½ de las semillas de tu preferencia (yo la hice con nuez de castilla y almendras) 
  • ½ taza de coco rallado 
  • 1 cucharada de canela 
  • 3 cucharadas de miel de agave (puede ser también miel de maple o miel de abeja) 

El primer paso es precalentar el horno a 180°C. Después pasamos a picar las semillas en trozos del tamaño que prefieras, es sólo para no tener trozos muy grandes.

A continuación, ponemos en una bandeja para hornear la avena y añadimos las semillas y el coco rallado, revolvemos un poco con ayuda de una cuchara y añadimos la miel, volvemos a mezclar un poco para asegurarnos de incorporar bien la miel y metemos al horno.

Dependiendo de la calidad de tu horno, será el tiempo que se tardará en estar lista, en general, toma de 10 a 20 minutos o hasta que veas que la avena toma un color dorado. 

OJO: No olvides sacar la bandeja de vez en cuando (con mucho cuidad)  y mezclar un poco la granola para asegurarnos de que toda la mezcla se tueste.

Cuando ha transcurrido el tiempo o la avena está dorada, sacamos del horno y dejamos enfriar por aprox. media hora y listo! tenemos una deliciosa granola casera. 

A la mezcla se le pueden añadir arándanos, pasas,  etc.. y la cantidad de semillas que quieras! esta es sólo una receta base, así que ¡No dudes en ponerte creativx y compartirnos tu propia versión!.

Ceviches con mango refrescantes para el calor

Natalia Ventura

¡Hola!

Primero que nada ¡gracias a todxs los curiosxs que abrieron este post! Qué gusto que me lean en este nuevo espacio donde estaré compartiendo con ustedes las comidas que más disfruto esperando lleguen a ser placenteras para sus paladares. Les confieso que estoy muy emocionada de compartir un poco de lo que hago en mi cocina, es algo que he querido hacer desde hace un tiempo y por una u otra razón no me animaba. No soy ninguna chef o experta en la cocina y mis recetas no son merecedoras de ninguna estrella Michelin o de algún título culinario, la verdad es lo que como en mi día a día,  con un trabajo de de 9 a 6 pm, así que si yo puedo hacerlo, claramente uds también pueden! 

Ya sea que disfrutes tanto como yo de la cocina o que simplemente quieres empezar a adentrarte en este mundo, ya sea por placer o por necesidad ¡Bienvenidx! Qué mejor momento para experimentar en tu cocina que ahora que  estamos en casa por tanto tiempo. Y qué mejor manera de iniciar que con una receta simple y fresca  para estos días de calor que con ceviches y mango! Les traigo dos recetas muy similares para preparar ceviches sin mariscos ni pescado (o sea veganos jeje), una es un ceviche de jícama y mango y el otro es un ceviche de quinoa con mango. 

El mango es mi fruta favorita y ahora que es temporada de esta delicia, la incorporo a tantas comidas como puedo, así que si tú como yo eres amante de esta fruta, te aseguro que los vas a disfrutar. Ahora sí, pasamos a la receta

Ceviche de Mango y Jicama

Ingredientes 

  • 1 mango 
  • 1 jícama
  • ½  jitomate 
  • ½ naranja 
  • 1 limón 
  • 1 zanahoria
  • 1 pepino 
  • cebolla (al gusto)
  • chile verde (al gusto) 
  • sal (al gusto) 

Lavamos primero muy bien todos los vegetales. 

Ya que estén limpios, pasamo a pelar y picar en cuadros pequeños el mango, la jícama y el pepino. picar el jitomate, la cebolla y el chile  e incorporar al resto de los vegetales. 

Después, exprimimos el jugo del limón y de la naranja y los añadimos a la mezcla. 

Finalmente, añadimos sal al gusto ¡y listo! Tenemos un delicioso ceviche para nutrir y refrescar el paladar. 

Puedes servirlo en tostadas con aguacate y queda delicioso. 

Ceviche de quinoa y mango 

Ingredientes 

  • 1 mango 
  • ½ taza de quinoa 
  • 1 taza de agua 
  • ½  jitomate 
  • ½ naranja 
  • 1 limón 
  • 1 pepino 
  • 1 zanahoria 
  • cebolla (al gusto)
  • chile verde (al gusto) 
  • sal (al gusto) 

Cocemos primero la quinoa con el agua caliente por cerca de 15 minutos y retirar del fuego, en lo que se enfría prepararemos el resto del ceviche. 

Lavamos muy bien las verduras y picamos en cuadritos el mango, el pepino, la zanahoria, el jitomate y la cebolla y las añadimos juntas  a un bowl.

Ya que se haya enfriado la quinoa, la mezclamos con las verduras, añadimos el jugo de la naranja y el limón y para finalizar añadimos el chile previamente picado y la sal al gusto, mezclamos todo y listo!! Ceviche de quinoa y mango. 

Ambos ceviches los serví con tostadas y rebanadas de aguacate, pero siéntete libre de servirlos como más prefieras y cuéntanos qué tal te parecieron ¿cuál te gustó más?  

Carta editorial – Enero – Mujeres en la Ciencia

Nuevo año, nueva ola. Si algo nos dejó 2018 es la certeza de que somos cada vez más las feministas allá afuera que buscan construir igualdad más allá de los constructos sociales del género, y por ello y muchos más aprendizajes les deseamos un increíble año lleno de crecimiento, aprendizaje y de trabajar en la sororidad y la igualdad.

Las mujeres hemos participado en la ciencia por siglos. En este mes celebramos a las mujeres, las visionarias, las atrevidas, las audaces científicas que desafiaron un terreno de hombres y que han hecho historia y abierto camino para las que venimos detrás.

Desde nuestro humilde lugar, no podemos predecir lo que viene en este cambiante mundo de avances científicos -para ello les recomendamos alguna de las revistas científicas que apuestan por esa labor-, lo que sí podemos, en este mes de celebración de grandes descubrimientos y lanzamientos científicos, es celebrar a las mujeres que han hecho mella de una audacia y una fortaleza implacables, dando voz y visibilidad a su trabajo y su contribución a las ciencias. Mujeres de nuestro pasado, nuestro presente y a todas las futuras mujeres que desean participar en esta noble área del conocimiento. Por lo que este mes, en La Ola Púrpura, será el mes de las mujeres en la ciencia y estaremos recibiendo propuestas de contenido, escritos, propuestas de artículos, ilustraciones, poemas, en relación con el tema.

Estamos entusiasmadas de poder celebrar con ustedes un mes lleno de grandes descubrimientos y de un lugar cada vez más grande para las brillantes mujeres que hacen de las ciencias un espacio más igualitario. Por ello abriremos nuestras redes para la primera postulación de la mujer del mes, con la cual tendremos grandes sorpresas y contenido al final del mes. Estaremos compartiendo nuestra dinámica en redes sociales. Estamos ansiosas de comenzar un año más juntxs.