Dulce Suicida

“You are the only exception”
-Paramore

Hace tiempo no venías,
quisiera que hicieras menos ruido al entrar,
como la ausencia –de personas que he amado- 
tu presencia también hace daño.

Ojalá no viva, 
ojalá termine pronto otro día en la cama, 
ojalá mis libros no se empolven,
ojalá cayera como los gatos…de pie, ojalá tu esencia se borre.

Sigo como Víctor sin poder darle nombre a mis males,
dicen que si no lo nombras no existe,
tal vez solo así pueda omitir tu existencia
-obligarme- a creer que fuiste un lindo recuerdo en mí intento por aferrarme a vivir.

Lilith, que no se nombra en la historia oficial,
Medea, que destruye todo a su paso en una venganza que no tiene sentido,
Dafne, por la cual fui castigada –y no el castigo que se planeaba- 
aunque ya no podías correr, 
no te hacía falta para recorrer los lugares de nuestra piel.

¿Por qué te vas?
Todas las palabras de amor fueron pactos sagrados 
para seguirte por todos lados,
mujer, que renace víbora y poeta,
mujer con alas en los pies y una cabeza que sueña despierta,
mujer con una navaja en los labios para desgarrar profundamente.

Verte es querer 
atrasar mi muerte
para estar contigo
mientras agonizo.

-NAIAN ÁLVAREZ-

De nuestra autora de hoy

Andrea Naian Álvarez Rodea, Ciudad de México 1999, estudiante de la licenciatura Lengua y literaturas Modernas Francesas en la Facultad de filosofía y letras de la UNAM.

Instagram: @la_anndru

Deja una respuesta

*