Galletas de avena y crema de cacahuate

por Natalia Ventura

Hola! hoy les traigo una receta para elaborar unas deliciosas galletas de avena y crema de cacahuate en minutos desde casa. Nunca he sido muy hábil para la repostería, pero estas delicias son facilísimas de hacer, no necesitas mas que cuatro ingredientes y tu horno. 

Ingredientes: 

  • 1 taza de harina de avena (yo la hago casera)
  • ⅓ taza de crema de cacahuate 
  • ⅓ taza de miel de tu preferencia 
  • Chocolate y arándanos al gusto (opcional) 

El primer paso es hacer “harina” de la avena. Puedes comprarla como tal pero la manera más barata y fácil de tenerla es haciéndola tú mismx. Para esto, vamos a moler una taza de copos de avena en la licuadora o procesador de comida por unos minutos hasta obtener la textura deseada, a mi no me gusta tan fina, me gusta que queden algunos trocitos de avena.  

Si elegiste incorporarle trocitos de chocolate y arándanos (o cualquier otra cosa que se te ocurra ponerle) aquí es donde los cortamos en trocitos para añadirlos a la mezcla. 

Una vez que tenemos la avena, pasamos a incorporar en un bowl todos nuestros ingredientes: la crema de cacahuate, la miel, la harina y mezclamos bien. Nos quedará una masa pastosa que fácilmente podemos moldear con las manos. Finalmente, añadimos lo arándanos y los pedacitos de chocolate, batimos suavemente por última vez y dejamos reposar unos minutitos. 

Mientras tanto, engrasa el molde que utilizarás (yo usé aceite de coco) y prende el horno. Yo utilizo un horno eléctrico a 280 °C y no requiere de estar caliente mucho tiempo antes, pero si tú utilizas un horno convencional, te recomiendo prenderlo desde el inicio a 180°C. 

Ahora hacemos bolitas con la mezcla y aplastamos para darle forma de galletas. Las colocamos en el molde y no importa que estén con poco espacio entre ellas, ya que no aumentarán de tamaño. Dejamos las galletas en el horno por 20 mins o hasta que estén ligeramente doradas. Como yo usé el horno eléctrico, tuve que voltear las galletas a los diez minutos para que ambos lados se cocieran. 

Pasados los 20 minutos retiramos del horno y dejamos enfriar y listo! tenemos unas deliciosas galletas listas para disfrutar con el desayuno o como snack. A mí me gusta acompañarlas con tecito en la mañana ¿Te gustaron? 

Deja una respuesta

*