Yo soy Malala

Por María Isabel Orozco Rodríguez


Tanto si los hombres están ganando o perdiendo la batalla, país mío, Las mujeres vendrán y conseguirán un honor para ti.

Malala Yousafzai

Dicen que los libros te eligen y llegan a ti en el momento que más los necesitas. Compré el libro de Malala en una feria del libro en 2015, cuando su popularidad por haber ganado el Premio Novel de la Paz estaba en su mayor apogeo. Debo admitir que fui víctima de la mercadotecnia, y me dejé llevar por los colores de su portada: amarillo, rosa y aqua, mi combinación favorita. Intenté leerlo de inmediato, pero perdí el interés y lo dejé reposar por cinco años. La mirada fija de Malala se quedó en mi librero y de vez en cuando se cursaba con la mía, yo la esquivaba con la frase “mañana lo empiezo”, un clásico del autoengaño lector. Tuvieron que pasar varios años hasta que decidiera escribir sobre las voces de mujeres que han decidido hablar cuando algo no les parece correcto, y han tenido la valentía de posicionarse ante la situación de la mujer en su propio contexto.  Ahí fue cuando el libro de Malala llegó realmente a mí.

Mis expectativas eran muy bajas al comenzar el libro, en realidad sabía muy poco de Malala antes de leerla. Sabía que había sido galardonada por defender el derecho a la educación de las niñas de su comunidad y por eso había sido baleada, pero no sabía cómo había llegado a ese punto. Antes de este libro, mi conocimiento sobre la cultura musulmana estaba limitada a prejuicios: terrorismo, opresión de la mujer y fanatismo religioso; ahora me doy cuenta de lo peligrosa y limitante que es la ignorancia. Al terminar de leer tuve una sensación de total satisfacción, y ese dejo de nostalgia que se siente al terminar un buen libro. Pasé de conocer a la autora por lo que decían sobre ella los medios de comunicación internacionales, a admirarla por su historia de vida y su forma de ver el mundo. Lo que más me impresionó de esta mujer es su capacidad de discernimiento y de reflexión crítica, con lo cual es capaz de defender el derecho de las niñas a la educación desde su posicionamiento como mujer musulmana. 

“Yo soy Malala” está conformado por cinco capítulos donde la activista relata su historia de vida y va entretejiendo datos históricos sobre su país, Pakistán. Utiliza relatos de su infancia para describir la forma de vida en su natal Swat, habla sobre sus familiares y vecinos para dar ejemplos sobre la vida cultural de las familias musulmanas, y narra la vida laboral de su papá para hacer entender al lector sobre la situación política de su país. La lectura de sus 356 páginas es tan fresca como sentarte a platicar con una amiga, y tan enriquecedora como tomar clases de historia oriental. Mi párrafo favorito dice:

En Pakistán, cuando las mujeres decimos que queremos independencia, la gente cree que esto significa que no queremos obedecer a nuestros padres, hermanos o maridos. Pero no es eso. Significa que queremos tomar las decisiones nosotras mismas. Queremos ser libres para ir a la escuela o ir a trabajar. En ningún momento pone en el Corán que una mujer tenga que depender de un hombre. Los cielos no nos han transmitido que cada mujer deba obedecer a un hombre (Yousafzai, 2013, p.240) 

Con esto, me da la impresión de que Malala es una feminista nata, ya que reconoce la problemática de la mujer en su propio contexto, y aunque no puedo aseverar tal cosa, pues en el libro no habla sobre feminismo, resulta evidente que es una mujer que lucha por hablar en un mundo donde las mujeres hemos sido obligadas a callar, y la libertad a hablar es algo que el feminismo ha defendido por años y seguirá defendiendo hasta que nuestras voces sean tomadas en cuenta. 

No te voy a contar más detalles sobre el libro porque TIENES que leerlo tu mismx. Solo te diré que la historia de Malala abrió en mí una puerta de curiosidad por saber más sobre la cultura musulmana, pero sobre todo me llenó de motivación y de esperanza, por tener entre mis manos y ante mis ojos una prueba de que en todo el mundo existen mujeres increíbles levantando su voz.

Bibliografía

Yousafzai, M. (2013). Yo soy Malala. Alianza Editorial.

Deja una respuesta

*